María Santísima de la Amargura por las calle de Úbeda / Diez TV

Úbeda y España, con la Amargura

La cofradía del Viernes Santo dispuso un intenso fin de semana de convocatorias en torno a su advocación mariana y ofrecer una cosmovisión de la Semana Santa de Úbeda a las cofradías participantes en el Encuentro

Este fin de semana, la ciudad de Úbeda ha reunido a un total de 16 cofradías y 160 congresistas en el marco del V Encuentro Nacional de Hermandades y Cofradías de la Amargura, de las que la ubetense ha ejercido como anfitriona.

La agenda del evento congregó a gran parte del tejido cultural y cofrade de la ciudad de Úbeda. La primera de las convocatorias tuvo lugar en la Basílica Menor de Santa María de los Reales Alcázares, concierto de la Agrupación Coral Ubetense, bajo la dirección de Ramón Ramos, acompañada del coro Ensemble Enclave y de la Capilla de Seises del Salvador, interpretando el Réquiem de Gabriel Fauré, con la soprano Guadalupe Díaz, y Francisco Muñoz, como barítono. Momento también para la conferencia central, “El Fervor por Tu Amargura en tierra de María Santísima”, impartida el sábado por el profesor de Derecho en la Universidad de Málaga, Augusto Pansard.

Y es que uno de los puntos a destacar de la organización de la cita, ha sido la mirada a la música cofrade, como uno de los fuertes de la Semana Santa ubetense, y que tuvo la tarde noche del sábado una oportunidad de ofrecer una muestra de su buen hacer a los conferenciantes asistentes. Un concierto audiovisual y musical cofrade, narrado por el escritor malagueño Jesús Díaz, con la dirección musical de Cristóbal López Gándara, en el que intervinieron la Banda de CCTT María Santísima del Amor y la Sociedad Filarmónica Ntra. Señora de Gracia.

El domingo, la cofradía ubetense invitó a las visitantes a compartir una jornada especial, la Fiesta en honor a María Santísima de la Amargura, oficiada por provicario general de la Diócesis de Jaén, José Antonio Sánchez, sucedida a su término por el regreso de la titular mariana al Real Monasterio de Santa Clara por las calles de Úbeda, acompañada por la banda de tambores y timbal, el corro de trompeteros y las cofradías participantes, con el que quedó clausurado el Encuentro. Un fin de semana en el que la Semana Santa de Úbeda fue epicentro de la cultura cofrade a nivel nacional.