Inauguran el Hospital de Día Quirúrgico de Úbeda con una inversión más de 482.000 euros

La consejera de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, Catalina García, ha inaugurado este lunes el Hospital de Día Quirúrgico del Hospital San Juan de la Cruz, de Úbeda (Jaén). Ha supuesto una inversión de 482.601 euros, de los que algo más de 414.000 se han destinado a la obra y el resto, a equipamiento médico, mobiliario y proyecto.

Esta actuación forma parte de la reforma integral de toda el área quirúrgica que se está llevando a cabo en el centro ubetense desde 2020 en varias fases y que está prevista que finalice durante este año. Se trata de un conjunto de actuaciones que suman una inversión que supera los siete millones de euros.

Sobre el Hospital Quirúrgico de Día, ha explicado que “constituye una obra destacada de ingeniería”, que ha implicado la reforma adicional del salón de actos, ubicado bajo este nuevo espacio, con una inversión de 413.949 euros, necesaria para reforzar la estructura y permitir que estas “magníficas instalaciones” ahora inauguradas sean una realidad.

“El proyecto de construcción del nuevo hospital de día surge de la necesidad asistencial de crear un espacio integrado en el área quirúrgica en el que recibir, preparar, intervenir, reanimar y recuperar al paciente hasta su alta a domicilio”, ha dicho García, que ha estado acompañada, entre otros, por la delegada de Salud y Consumo, Elena González; el director gerente del Área de Gestión Sanitaria Nordeste, Jesús De la Paz, y el equipo directivo del San Juan de la Cruz.

Además, se ha pretendido crear un espacio en el que “se genere un clima de seguridad para el usuario y sus acompañantes, evitando traslados innecesarios en el caso de aquellos que pasan por cirugía mayor ambulatoria, cirugía menor y otros procedimientos diagnósticos y terapéuticos que requieren de sedación o anestesia”.

La titular de Salud y Consumo ha detallado que el Hospital de Úbeda realizó en 2023 casi 7.000 procedimientos quirúrgicos, de los que aproximadamente 5.200 correspondieron a pacientes intervenidos de manera ambulatoria. En este sentido, ha estimado que serán en torno a 5.200 personas las que se beneficiarán al año de este nuevo espacio asistencial.

USO FUNCIONAL Y ESQUEMA RACIONAL

La intervención que se ha llevado a cabo abarca soluciones funcionales de accesibilidad, estética, técnica, elementos constructivos y energéticos que lo convierten en un espacio de uso funcional y versátil. Para ello se ha ejecutado una distribución ágil de las zonas destinadas a la admisión, preparación prequirúrgica y posterior recuperación, “con los mejores estándares de seguridad y con la máxima comodidad para los usuarios”.

El acceso al Hospital de Día Quirúrgico se ha ejecutado desde el pasillo de acceso al área quirúrgica. Al respecto, la consejera ha explicado que “se han optimizado los recorridos que realizarán los pacientes, destacando el planeamiento de una nueva planta en la que todos los espacios asistenciales quedan iluminados con luz natural”.

También ha aludido a la distribución interior de la nueva instalación que “responde a un esquema racional donde se aprovecha al máximo el espacio para contar siempre con ventilación natural, superficies útiles adecuadas a la actividad que se desarrolla y relaciones de cercanía y agrupación de actividades”.

ZONAS

El nuevo Hospital de Día Quirúrgico tiene una sala de recepción del paciente, junto a un despacho médico en el que se llevará a cabo la información al mismo y sus acompañantes sobre la cirugía a la que vaya a ser sometido, garantizando la privacidad en el proceso de admisión y programación de citas. En esta zona también se ha habilitado una sala de espera para los acompañantes, los vestuarios, las taquillas y un módulo de aseos adaptados.

A continuación, está la sala de preparación y de recuperación tras la intervención quirúrgica. En este espacio, se ha habilitado un control de enfermería central, que deja a un lado una zona de sillones para pacientes con procedimientos quirúrgicos sin anestesia general o regional; otra con seis camas para los intervenidos con anestesia general o regional y que necesitan recuperarse encamados durante algunas horas hasta el alta y un tercer espacio acotado, de preparación de medicación, almacenaje y aseos para el personal.