El Hospital de San Antón Abad de Úbeda, en la lista roja del patrimonio

Según Hispania Nostra, el inmueble del siglo XIII se encuentra en estado de ruina, y con un desgaste que amenaza a su estructura

Un nuevo inmueble del centro histórico ubetense ha sido incluido en la lista roja del patrimonio que gestiona la asociación Hispania Nostra. Se trata del Hospital de San Antonio Abad fechado en el siglo XIII y que se ubica en la calle Afán de Rivera, cerca de la Basílica Menor de Santa María de los Reales Alcázares. Actualmente, según recoge Hispania Nostra, se encuentra en estado de ruina, completamente abandonado y sufriendo un desgaste progresivo. Se aprecian daños estructurales, entre ellos el hundimiento de las cubiertas y cierres. Esto permite la entrada de agua de lluvia, e incrementa el riesgo de desplome.

Tal y como ha contado a Radio Úbeda el profesor titular de Historia de Arte de la Universidad de Jaén, José Manuel Almansa, y en base también a la publicación de Miguel Ruiz Prieto en Historia de Úbeda. Vol. II para la Asociación Cultural “Alfredo Cazabán Laguna”, las fundaciones hospitalarias en la ciudad fueron numerosas desde época antigua, y posiblemente existiera una por cada parroquia. El Hospital de San Antón Abad se situaba en la collación de San Lorenzo, y todo parece indicar que la fundación se realizaría durante el reinado de Alfonso X (1252-1284), quien establece una encomienda en el hospital, es decir, sus empleados estaban exentos de impuestos, milicia y otras cargas por privilegio de los reyes de Castilla (lo cual sería refrendado, al menos, hasta el reinado de Felipe IV).

Hospital de San Antonio Abad en Úbeda / José Manuel Almansa Moreno

En 1609 aún existía la Cofradía de San Antón, con sede en la iglesia de San Lorenzo, si bien por aquella época la fundación hospitalaria ya no existía (desconociendo cuando se produce su extinción). A partir de este momento, y de forma progresiva, se procedería al desvalijamiento de la institución, pasando sus bienes muebles a la iglesia parroquial (y siendo adquirido el antiguo edificio por parte de la familia Rivera, quienes lo rehabilitarían como vivienda particular). De hospital quedan algunos restos en la calle Afán de Rivera, en deficiente estado de conservación, y ahora el inmueble ha sido incluido en la lista roja del patrimonio, alertando de su necesaria protección y recuperación.